Arcades multimonitor

Desde siempre los desarrolladores de juegos arcades han tratado de sorprender a operadores y jugadores con máquinas que destacaran por alguna característica excepcional. Sin dejar de lado los juegos comunes, más asequibles para todos los mercados y fáciles de instalar en máquinas standard, algunos fabricantes lanzaron máquinas especiales que incorporaban varios monitores dispuestos de distinta forma para obtener distintas funciones en ellos, y que veremos a continuación:

Por una parte tenemos tres máquinas únicas en la forma en que usan un sistema de dos monitores, uno colocado sobre el otro. Estamos hablando de Nintiendo y los juegos Punch-Out!!! (1984), Super Punch-Out!!! (1985) y Arm Wrestling (1985). El mueble tiene un diseño muy similar al clásico de Nintendo pero con una mayor altura al incorporar un segundo monitor situado encima del principal. En los tres juegos toda la acción se desarrolla en el monitor inferior mientras que el superior muestra la información del combate: la imagen de los rivales, el tiempo del Round, las barras de energía, y alguna información más. Este mueble podría ser aprovechado más adelante para acoger el sistema PlayChoice-10 del que hablaremos a continuación.

PlayChoice-10 es un formato lanzado por Nintendo consistente en un mueble con dos monitores: uno dedicado al desarrollo del juego y un segundo monitor situado encima que únicamente muestra la lista de juegos disponibles, información sobre el juego seleccionado y el tiempo de juego restante. La placa base de PlayChoice-10 contiene diez slots donde insertar placas de distintos juegos que vienen a ser juegos de la consola NES con el añadido de la información específica que aparecería en el monitor superior. De ninguna forma son compatibles los juegos de NES con los de PlayChoice-10 a pesar de utilizar el mismo harware.

Una máquina muy similar lanzaría Sega en 1989 bajo el nombre de Mega-Tech. Esta máquina sería un formato único con un monitor principla de 20' y un monitor adicional de 10' para toda la información adicional. Este sistema dispone de ocho slots para otros tantos juegos que serían títulos ya existentes de Megadrive y Master System nuevamente con el añadido de la información del monitor secundario, y también incompatibles con los cartuchos de las máquinas domésticas.

Otra forma en la que se han dispuesto varios monitores para un mismo juego es alineados para obtener una imagen panorámica, pero colocando uno o dos monitores tumbados y reflejados en un espejo semitransparente mientras que uno estaría en el fondo de manera que el efecto resultante es una imagen única a la vista siempre y cuando los monitores que la conforman estén perfectamente calibrados. Taito creó su propio mueble de tres monitores donde encontraríamos los juegos Darius y The Ninjawarriors, ambos en 1986 y unos años después un mueble de dos monitores con el mismo sistema pero con dos monitores, esta vez de mayor tamaño, para los juegos Darius II (1989) y Warrior Blade (1992). Por su parte Konami lanzó dos formatos de X-Men, uno de ellos bajo el standard JAMMA para ser instalado en muebles de dos o cuatro jugadores, y por otra parte una espectacular máquina de dos monitores alineados y un enorme panel de mandos para seis jugadores simultáneos.

Por último tenemos un formato más común de juego multimonitor, el usado en determinados juegos de conducción donde el monitor central está situado frente al jugador y un monitor adicional a cada lado están colocados formando un ángulo de forma que a través de la visión periférica el jugador percibe una importante sensación de profundidad y también los coches que pasan a su lado. Si bien esto no es tan notorio en los primeros juegos, TX-1 (Atari 1984) y Buggy Boy (Tatsumi 1986), en juegos 3D poligonales donde se puede optar a una vista desde el interior del coche como Ridge Racer (Namco 1993) o Ferrari F355 Challenge (Sega 1999) esta sensación es totalmente envolvente y más espectacular aún cuando la propia Sega utilizó la misma cabina de tres monitores para su simulador aéreo Sega Strike Fighter al año siguiente.

Los comentados aquí son solo unos pocos de los más conocidos y representativos de los juegos multimonitor pero han existido unos cuantos más y hasta la actualidad se han seguido desarrollando juegos en los que el uso de varios monitores forman imágenes panorámicas o envolventes.

La colección del Museo del Recreativo: